En 5Dedos, creemos firmemente que, para garantizar una experiencia positiva y evitar lesiones derivadas de un mal uso/sobreuso de este calzado, es necesaria una transición coherente, racional y adecuada a la condición de cada persona. 
Existen tantas transiciones como individuos y dependerán de factores tan variables como la edad, el peso, las patologías, deformidades y desequilibrios causados por el uso del calzado convencional, nivel de actividad...

Si bien la pauta de transición debe ser analizada y ajustada a cada usuario, podemos dar algunas orientaciones generales:

1-Empieza caminando con tus zapatillas minimalistas. Ayudarás a fortalecer la musculatura, tendones y ligamentos de la parte posterior de la pierna. Es normal notar una cierta sobrecarga en esta zona, muy comprometida por el uso de drop. 

2-Realiza ejercicios de condicionamiento de dedos y pies. Debes trabajar la dorsiflexión, el equilibrio, la propriocepción, la alineación del pulgar...

3-Ves incrementando la frecuencia con la que usas el calzado minimalista de forma gradual, por sensaciones. 

4-Complementa tu calzado con un calcetín de dedos. No tiene sentido seguir usando un calcetín con forma de punta de flecha en un calzado que intenta maximizar la apertura. 

5-Si te planteas correr con estas zapatillas, haz un reset,  sigue los puntos 1-4 y combínalas con tu calzado habitual, para asegurar un buen equilibrio entre nuevos impactos a los que estás sometiendo a estas estructuras poco usadas y su adecuada regeneración y descanso. 
Los metatarsos han recibido muy poco impacto de forma directa y, fácilmente, podrían ocasionarse edemas, fisuras e, incluso, fracturas por estrés si estamos incrementando demasiado rápido los km o la intensidad del ejercicio. 

6-Mejora tu técnica de carrera. Incluso antes de transicionar, empieza a dejar de talonear (si es tu caso) y toma consciencia corporal de cómo aterrizas y despegas, la forma de tu zancada, tu postura... 
 
7-Consulta con un profesional: en palabras de Jordi Vizcaíno, de Feetness-run, gran trainer, coach y conocedor del barefoot, "que los pies estén DISEÑADOS para caminar y correr largas distancias delscalzos, no significa que estén PREPARADOS para hacerlo". 
Hay que capacitarlos y re-alinear toda nuestra postura, marcar unos timings y unos ejercicios complementarios... Profesionales como Jordi pueden ayudarte a conseguirlo. Consulta con ellos para salir de las lesiones o prevenirlas. 

El calzado barefoot es tu primera piedra, pero habrá que seguir haciendo camino para alcanzar tus objetivos. 
Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies, más información.